Del CCTV al BIG DATA

Han pasado ya muchos años desde que se usaban video cassettes para grabar horas y horas de CCTV (Circuito Cerrado de Televisión). La calidad, que por aquel entonces, tenían estas filmaciones dejaba mucho que desear y más si se pretendía identificar a alguien en una grabación.

El hecho es que el tiempo ha pasado y sin darnos cuenta llegó la digitalización y ella nos ha llevado a la alta definición y de ésta hemos pasado a las cámaras de 4K y suma y sigue…

Con la tecnología de hoy en día y la alta calidad de las grabaciones, sí es posible hacer identificaciones de personas de una forma eficaz. La realidad es que hemos llegado, a un punto en que casi “todo” queda registrado y es relativamente fácil acceder a esos contenidos.

La cuestión es ¿qué hacemos con tanta información?, ¿cómo la gestionamos y para qué? Tenemos un gran volumen de grabaciones y disponemos cada vez más de herramientas de búsqueda, análisis y clasificación de contenido.

El valor de la información que se desprende de tal análisis y clasificación es enorme. Poder convertir los datos masivos que somos capaces de registrar, en información relevante que nos ayude a tomar decisiones de negocio, en lenguaje actual “Big Data”, es lo que da el sentido a almacenar tan inmensa cantidad de grabaciones de imágenes.

Ya nadie duda del valor de las herramientas de video análisis porque ya no estamos frente a un “accesorio” de un sistema avanzado de CCTV, si no que estamos frente a una potente tecnología.

Sin ir más lejos, el reconocimiento facial se ha convertido en una herramienta fiable, con una tasa de acierto, en general, muy elevada. El mercado ya dispone de cámaras digitales de video vigilancia que son capaces de reconocer e identificar caras sin necesidad de la intervención de un ordenador externo. Más allá de su uso en seguridad, el reconocimiento facial es una herramienta potente para cualquier negocio.

Esta evolución es imparable, pero ¿donde esta el limite?. En China la efectividad de un sistema de 170 millones de cámaras que se usa para “proteger” a sus ciudadanos es un ejemplo de hacia donde vamos…

La ciudad de Guiyang con un despliegue de miles de cámaras es otro ejemplo revelador. Se tardó tan solo 7 minutos en localizar a un periodista de la BBC que plateo este reto a las autoridades municipales.

¿Se acabo de la privacidad?, ¿es preocupante?, pues si, en cierta medida si, pero solo si se utiliza mal. Hacer un uso decente y razonable de esta tecnología solo depende de nosotros y si así lo hacemos y la utilizamos correctamente puede ser muy beneficiosa. La inteligencia artificial de estos sistemas permite además de identificar y reconocer, también distinguir raza, género, edad aproximada…, así mismo permite relacionar quién va con quien y a dónde, permite establecer qué relaciones sociales tiene el objetivo.

Por ejemplo, en el transporte público sería posible usar esta tecnología para detectar carteristas o terroristas, pero también sería posible utilizar herramientas estadísticas que en base a un ID que pudiéramos asociar a usuarios que circulan por los pasillos del metro donde nos interese establecer un punto de control, se podría, sin necesidad de saber quién son (simplemente porque el sistema les asigna un número ID) realizar completas estadísticas que nos ayudarían a entender qué trayectos más frecuentes realizan los usuarios y a qué horas lo hacen para ayudarnos a reforzar las diferentes líneas…

Lo mismo se podría aplicar en cualquier tipo de comercio y de este modo se podría establecer programas de fidelización e incluso detectar patrones de comportamiento…

La tecnología avanza rápido y en muchas ocasiones más que la legislación pero esta última acaba casi siempre adaptándose, ¿Cuanto falta, entonces, para que lo que sucedía en la conocida película Minority Report (año 2002) sea una realidad? Quizás no tanto como creemos…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies