De la Clear Web a la Dark Web

Se dice, se habla, se comenta… que más del 90% de Internet permanece oculto y que en esa parte oculta puedes conseguir con un sólo click todo tipo de productos y servicios de dudosa legalidad que en las webs convencionales sería impensable.

Aunque algunas de las muchas cosas que se dicen puedan ser verdad, hay algunas otras que son fantasías generadas por el desconocimiento. Vamos por tanto a concretar algunos conceptos para entender mejor que significan estos inquietantes términos.

 

¿QUÉ ES CLEAR WEB O SURFACE WEB?

Es la web que todos conocemos y a la cual podemos acceder usando cualquier navegador web, es decir la World Wide Web. En esta red todos somos fácilmente rastreables a través de nuestra dirección IP pública y en ella encontramos todas esas páginas y servicios como Google, Facebook, Twitter y todas las paginas indexadas. Se estima que la Clear Web supone únicamente un 4% del total de la red.

¿QUÉ ES LA DEEP WEB?

Es lo contrario. Se trata de todo aquel contenido no accesible mediante los buscadores estándar y que supondría aproximadamente el 96% de toda la red. Pero que no sea accesible por los buscadores habituales no implica que todo sea contenido ilegal y que no esté indexada, no quiere decir que esté intencionadamente oculta.

Gran parte de la Deep Web la conforman páginas perfectamente normales y accesibles que simplemente no pueden ser indexadas por las arañas de los buscadores. Puede tratarse de páginas con paywall o sitios con un “Disallow” en su robots.txt, webs dinámicas que se generan al consultar una base de datos o simplemente archivos guardados en servicios como Dropbox.

Concluimos por tanto que la Deep Web no es algo ilegal en si misma y en su totalidad. La gran mayoría de su contenido simplemente no es indexable por los buscadores. Solo una pequeña parte de la Deep Web se puede encontrar contenido ilegal y esa parte se denomina la Dark Web.

¿QUÉS ES LA DARK WEB?

La Dark Web es solo un fragmento que supone únicamente un 6% del total. Ahí, si, se pueden encontrar contenido intencionalmente oculto a los motores de búsqueda. Para ello se utilizan direcciones IP enmascaradas y es solo accesible con un navegador web especial. Estas páginas, que normalmente utilizan los dominios .onion o .i2p, solo son accesibles a través de este software especial.

La Dark Web. por lo tanto. forma parte de la Deep Web, pero son cosas diferentes. Si la Deep Web fuera una ciudad, la Dark Web serían varios barrios. La Dark Web es el contenido que puedes encontrar en diferentes Dark Nets, que son cada una de las redes a las que sólo se puede acceder con programas específico.

DARK NET

Las Dark Nets son una serie de redes que por su naturaleza y sus capacidad de anonimato han provocado que muchos usuarios aprovechen para intercambiar contenidos o servicios no legales.

Cada Dark Net tiene su método de entrada. La de TOR es la más popular, pero también existe FREENET, I2P o ZERONET. Cada una de estas es una DARK NET.

Sobre la Darknet se dice que al necesitar un software especial para navegar en ella es imposible de indexar. Pero tampoco es cierto del todo. Una cosa es que los buscadores convencionales como Google no lo hagan y otra diferente que no se pueda hacer.

Existen buscadores como Onion City capaces de indexar miles de páginas .onion. Y no es el único, porque otros buscadores alojados en Tor como Not Evil o Torch también hacen lo mismo.

VISION GENERAL

Para entender mejor esta estructura global se utiliza el símil de iceberg.

La parte que se ve en la superficie es la conformada por las webs indexables y supone un 4% del total.

Todo el resto es la conformada por las webs no indexables y supone el restante 96%.

De ese 96% solo un 6% está conformado por la Dark Web que es accesible mediante las Dark Nets.

Los servicios de seguridad de los diferentes estados, por supuesto, conocen esta estructura y están presentes para vigilar e intervenir.

De hecho hay múltiples casos de detenciones y cierre de páginas ilegales.

En nuestro país el Ministerio del Interior, recopilando los datos registrados por todos los Cuerpos de Policía relativos a la cibercriminalidad, elabora cada año un estudio sobre este tema.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies